Compactación

Mostrando 1–24 de 34 resultados

La compactación ayuda a mejorar la calidad de terrenos suelos y estructuras, posteriores debido a la buena disposición del suelo.

Mediante esta técnica logramos preparar el terreno y conseguimos los siguientes beneficios:

Aumentamos la capacidad para soportar cargas. El suelo que no está bien compactado es más débil y su capacidad de soportar cargas merma considerablemente.

Impedimos el hundimiento del suelo. Si la compactación se produce de forma desigual el suelo se hundirá produciendo grietas por culpa de la deformación.

Anulamos los daños por las heladas. El agua aumenta de volumen al congelarse. Esto da como resultado el hinchamiento del pavimento, produciendo grietas.

Reducimos la penetración del agua, ya que un suelo compactado correctamente reduce la penetración de agua.

La compactación reduce costes a la hora de pavimentación, reparación de superficies, y reparación, a parte que previene de averías y accidentes a cualquier vehículo que transite por la zona.

La compactación evita la filtración de agua por lluvia, movimientos de terreno o humedad, y por ejemplo previene corrimientos de tierra y atascos de ruedas y vehículos.

34
Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, acepta nuestra política de cookies.