ENVÍO GRATIS
PARA TODA LA PENÍNSULA

PROCESAREMOS TODOS LOS PEDIDOS MASCARILLA DE REGALO PARA COMPRAS SUPERIORES A 100€

FRACCIONA TU PAGO
HASTA EN 24 MESES (RESPUESTA INMEDIATA)

Alambiques

Alambiques de cobre

Los alambiques de cobre son muy utilizados en los procesos de destilación de alcohol. Se trata de recipientes con una forma bastante particular, ya que tienen una boca en forma de “cuello de cisne”.

Hay que decir que es un instrumento típico de laboratorios y los fabrican normalmente en vidrio. Pero, aquellos usados en procesos industriales, en este caso son elaborados de cobre.

Y esto no es algo nuevo, ya que los alambiques se han fabricado en este material desde hace siglos. Un ejemplo de alambiques hechos en cobre, eran los utilizados por los alquimistas.

Partes de un alambique de cobre

Si bien su funcionamiento es sencillo, no se puede negar que es una pieza muy ingeniosa. Para entender su modo de acción, describimos a continuación las partes del alambique de cobre:

  • Caldera: es en donde se pone la sustancia que va a ser destilada.
  • Capitel: es el punto de unión entre el cuello de cisne y la caldera.
  • Cuello de cisne: es un tubo que va desde la caldera hasta el envase de refrigeración, lo cual permite depurar la sustancia puesto en el caldero.
  • Refrigeración: es el envase final donde llega la sustancia evaporada y lista para tornar a estado líquido.

La destilación en un alambique es muy simple. Solo se pone la sustancia en la caldera y con el calor producido, el componente más volátil de la sustancia se evaporará primero. Luego, el vapor pasa por el cuello de cisne y es en el enfriamiento que se obtiene el componente en forma pura.

Diversos tipos de alambique

El alambique elaborado en cobre se manufactura en diversos formatos. Aunque la variedad es muy amplia, en el siguiente listado tenemos los más comunes:

  • Alambique de pera

Es muy común, ya que la forma del caldero tiene aspecto similar a una pera. Se usa para ir filtrando los vapores, que luego irán por el cuello de cisne.

  • Alambique con rectificadora

Ciertas sustancias al evaporarse, arrastran consigo pequeñas partículas sólidas. En este caso, la rectificadora es un filtro que detiene el paso de estas partículas.

  • Alambique con serpentín

Se usa en lugar del envase de enfriamiento. Su misión es ir condensando el gas de manera paulatina, sin que esta condensación sucede de improviso. Es muy importante en la elaboración de licores.

  • Alambique inglés

No tiene forma de pera y es algo alargado, por lo que los vapores livianos ascienden mucho antes de entrar en el cuello de cisne.

  • Alambique francés

Podemos decir que es un alambique combinado, y es que el cuello de cisne cae en otro sistema de caldero y capitel. La intención es hacer una segunda evaporación, que permita una separación más radical de los componentes de la sustancia inicial.

  • Alambique con salida total

Es un alambique que tiene una salida en el envase de enfriamiento. Se estima que ciertas sustancias se enfrían más rápido y se tornan líquidas en este punto. De esa manera, el líquido es extraído por esta salida final.

Hay que decir que los alambiques de cobre han demostrado tener un excelente desempeño. El material es resistente y transmite temperaturas. Por eso, es perfecto para graduar el grado térmico, al cual son sometidas las materias primas de la destilación.

Uso de alambiques de cobre para la fabricación de licores

Sucede que estos alambiques de cobre tienen una gran ventaja: permiten trabajar el alcohol, ya que el punto de evaporación de esta sustancia, es diferente al del resto de los componentes de un licor. En decir, permiten bajar o incrementar el grado alcohólico de los licores.

De esta manera, la tecnología del alambique cobre permite ir evaporando y condensando los licores, para así obtener la composición exacta de los mismos. Además, permite un proceso limpio,  logrando la desinfección de los licores en su totalidad.